En el artículo de hoy quiero recopilar algunos mitos muy comunes en el subconsciente de todos nosotros y que muchas veces nos alejan del trabajo físico en las salas de musculación de los gimnasios y centros deportivos.

Uno de los mitos más famosos sobre los músculos es que si dejas de entrenarlos se convierten en grasa. Lógicamente es totalmente incierto, ya que el músculo y la grasa son tejidos diferentes. Eso sí, si dejas de entrenar y comes mal lógicamente acumularás grasa.

Además, también es incierto que la grasa se endurezca al entrenar, ya que como explicamos anteriormente la grasa y el músculo van por separado. Lo que puede pasar es que al entrenar tu musculatura endurezcas el músculo, que no es más que una tonificación, y notemos al tocarnos que estamos un poco más duros.

Como hemos comentado en otros artículos, los músculos no crecen como por arte de magia. Es un proceso muy lento y en el caso de las mujeres es muy complicado hipertrofiar por el bajo nivel de testosterona que tienen. Por supuesto que podemos tonificar la musculatura y notemos menos flacidez, pero sintiéndolo mucho los músculos no crecen de un día para otro.

Otro mito muy común es sobre la quema de grasa localizada. Siento decepcionarles pero por muchos abdominales que hagan al día no saldrá la “tableta de chocolate”. Como siempre repito, los abdominales se hacen en la cocina, ya que necesitamos comer de manera sana y limpia, beber mucho líquido y hacer ejercicio para eliminar poco a poco la grasa corporal.

Mucha gente, sobre todo el sector femenino, se dedica a trabajar exclusivamente el cardio para bajar de peso. Quiero dejar claro que si quieres reducir la grasa corporal deberás de entrenar tu musculatura, ya que el tener músculo hace que el metabolismo se acelere y favorece a la quema de grasa. Si únicamente trabajas el cardio tendrás aspecto de flacidez y tu silueta no tendrá ninguna forma.

Debemos de entrenar la musculatura para tener una mejor calidad de vida. Levantarnos de la cama, trabajar, caminar, comer, ducharnos…todos nuestros músculos se mueven para realizar las funciones vitales, por lo que debemos de cuidarlos, ya que los necesitamos durante toda la vida.

No nos vamos a poner musculosos por entrenar nuestra musculatura, todo lo contrario, estaremos en forma, evitaremos posibles lesiones musculares y mejoraremos nuestra calidad de vida.

Aún me quedan muchos más mitos que derrumbar en próximos artículos, así que dejemos a un lado estas falsas creencias y empecemos a “sobrecargar” nuestros músculos.

Leave a comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: